lunes, 26 de marzo de 2012

Un trabajo "casero"

Nuestro amigo el fotógrafo Manu Cruz nos encargó un trabajo para el  piso nuevo de un cliente suyo.

Consistía en la decoración del pasillo con dos imágenes (una para cada lado del pasillo) repitiéndolas a lo largo del mismo. La utilidad de las impresiones, además de la decorativa, era la de proteger las paredes ya que el dueño tenía dos perros y no quería que éstos a su paso le ensuciasen las paredes.

Una de las premisas del trabajo era no dañar en exceso las paredes y que la decoración tuviese la posibilidad de poder ser retirada y vuelta a instalar si fuese necesario.

Optamos por utilizar paneles de PVC de 3mm. con vinilo impreso pegado al mismo. Los paneles se pegarían a las paredes con piezas de cinta adhesiva de doble cara. A su vez la impresión estaría protegida con un laminado para suelos, más resistente que un laminado normal, ya que con respecto a los perros queríamos curarnos en salud con respecto a sus posibles "agresiones".

Detalle de una de las tapas de la pared
Lo más laborioso del trabajo no fue tanto la impresión y fabricación de los paneles si no hacer que la instalación de los mismos quedara bien. En el pasillo había numerosas tapas de registro y enchufes y tuvimos que recortar los paneles para que dichos elementos siguiesen teniendo su funcionalidad.

La instalación nos llevó su tiempo pero el resultado final fue muy bueno y se aprecia la dedicación y cuidado con la que está hecha. El dueño quedó muy contento con el resultado y los perros parece que no le tienen "manía" a los paneles por lo que en principio la decoración estará en buen estado durante un montón de tiempo.


Detalle de los enchufes


1 comentario:

create PrestaShop themes